Para todos los lideres es importante contar con un panorama más amplio de la realidad y así poder tomar decisiones, planear y gestionar los recursos a su disposición a favor del cumplimiento de los objetivos organizacionales.

Por definición, la humildad significa tener una visión modesta y sin pretensiones de uno mismo. Por ende, el ser humilde es ser una persona dispuesta al cambio y a aprender nuevas cosas.

El valor de la humildad en el liderazgo.

El valor de la humildad no es una cualidad que sea citada o celebrada mucho en el mundo del liderazgo. Los líderes que a menudo vemos en el mundo de los negocios son personajes coloridos con fuertes opiniones y una gran cantidad de carisma como lo son Elon Musk de Space X, Richard Branson de Virgin y el fundador de Apple, Steve Jobs. Pero la humildad es una cualidad de liderazgo subestimada. La humildad es el opuesto psicológico del narcisismo, señala el dr. Robert Hogan, fundador y presidente de las Hogan Assessments:

“Una investigación sustancial muestra que la humildad predice un liderazgo efectivo. La humildad se asocia con minimizar las diferencias de estado, escuchar a los subordinados, solicitar comentarios, admitir errores y estar dispuesto a cambiar de rumbo cuando parece que un plan no funciona “.

¿Está empezando a reconocerse el valor de la humildad como un rasgo importante de liderazgo?

El gobernador del banco de Inglaterra, Mark Carney, sugirió que las cuatro características esenciales del liderazgo en una empresa disruptiva son: ambición; claridad; propósito y humildad. Laszlo Block, el ex vicepresidente senior de operaciones de personas para Google, ha sido citado en el pasado diciendo que el gigante de la tecnología recluta activamente a personas que quieren resolver el problema juntos y luego de haber contribuido con su parte, se retiran. En efecto, la humildad es cada vez más reconocida en el mundo empresarial. Los líderes humildes trabajan por el bien de la organización, en lugar de por ellos mismos. Añade Robert Hogan:

“Escuchan los comentarios y están dispuestos a reconocer sus errores y cambiarán de dirección si una decisión resulta incorrecta. Este último punto es crítico porque 50% de todas las decisiones de negocios están equivocadas. También crean entornos de trabajo abiertos, transparentes y democráticos “.

El ser humilde es aceptar diferentes perspectivas

Es importante escuchar y atender a diferentes opiniones, tanto internas como externas. El valor de la humildad es justamente ese poder para poner de lado al ego y escuchar otros puntos de vista. En acorde con esta filosofía, las decisiones que se tomen van de acuerdo al sentido común de lo que es mejor para la organización antes que para uno mismo guardando siempre, una línea ética y responsable.

Solicita una llamada o reunión virtual con uno de nuestros consultores.

Para agendar una llamada inicial, por favor tómate un momento en llenar el formulario que está aquí debajo y así podremos seleccionar a la persona adecuada para contactarte. Una vez que completes el formulario y la información, se agendará automáticamente y recibirás una confirmación en tu calendario junto con una liga a la videoconferencia. 

llega al siguiente nivel.

Suscríbete a nuestra lista

Trabajemos Juntos

Vamos al siguiente Nivel...

Otrata de encontrar algo en nuestro sitio