fbpx

El aumento de la productividad personal se ha convertido en una obsesión cultural. Las personas quieren hacer las cosas de manera más eficiente para ser mejores, más rápidas, más inteligentes, más ricas o simplemente para liberar más tiempo para las cosas que disfrutan. Pero las personas rara vez discuten lo que realmente significa la productividad personal.

La productividad personal en el ámbito laboral corresponde a la eficiencia de una persona para realizar una tarea determinada en un lapso de tiempo. 

¿Qué es la productividad personal?

En el sentido tradicional, la productividad se trata de maximizar los resultados, aumentar los beneficios, o ambos. Pero, en el sentido moderno, cuando hablamos de “productividad”, a menudo nos referimos a “productividad personal”. La productividad personal consiste en última instancia, en conseguir objetivos y trabajar de manera eficiente. El no procrastinar, sentirse energetizado y conseguir realizar las tareas en tiempo y forma son algunos elementos que hacen parte de la productividad personal. Ser productivo significa pensar en lo que aspiras a hacer, descubrir qué eres físicamente capaz de hacer, crear un entorno óptimo y completar las tareas necesarias para alcanzar tus objetivos.

Tips para incrementar tu productividad personal.

A continuación, algunas medidas que pueden ayudarte a incrementar tu productividad personal:

1. Toma descansos regularmente.
Las personas más productivas saben cuándo dar un paso atrás y tomar un descanso. Trabajar a la máxima velocidad por horas es agotador y estresante. En cambio, trabajar en ráfagas cortas pero intensas puede resultar mucho más productivo.

2. Evita el multitasking.
Saltar entre tareas no es la forma más efectiva de trabajar. Un estudio realizado en el 2010 por investigadores de la Ecole Normale Supérieure en París descubrió que el cerebro solo puede manejar cerca de dos tareas principales a la vez. Esto significa que nuestra capacidad para realizar múltiples tareas en realidad puede ser bastante limitada, según los investigadores. Así que trata de concentrarse en un trabajo (o a lo mucho dos) a la vez y hazlos efectivamente.

3. Ama lo que haces.
Si no está satisfecho con lo que está haciendo, tu trabajo reflejará eso. Encontrar placer en el trabajo es muy importante para obtener el mejor rendimiento. Como Robert Frost dijo una vez, “no apuntes al éxito si lo quieres; simplemente haz lo que amas y vendrá de forma natural”. Enorgullécete y disfruta de lo que estás haciendo, en lugar de verlo simplemente como un trabajo. Se convertirá en un proyecto más personal en lugar de una tarea.

4. Aléjate de la computadora cuando sea necesario.
Internet es una herramienta importante para muchos empresarios que permite un acceso a la información 24/7. Los empresarios necesitan información. Investigan nuevas ideas y también maneras de mejorar las empresas existentes. Si te preocupa que pasas demasiado tiempo en la computadora, simplemente aléjate de vez en cuando y haz algún trabajo offline.

5. Elimina las distracciones innecesarias.
Ya sea Internet, la televisión o cualquier otra cosa, eliminar las distracciones es clave para mantener la productividad. Trata de respirar profundamente, encontrar un lugar tranquilo para trabajar y enfocarte primero en las tareas esenciales. Crea una lista de cosas por hacer y concéntrate en lo esencial primero. Hazte la pregunta: ¿hay tareas innecesarias que podrían ser eliminadas? Después de poner tu mente en el buen camino, encuentra un ambiente positivo y tranquilo, como una cafetería u otro lugar tranquilo en donde puedas trabajar.

6. Intenta trabajar al aire libre.
Lleva tu computadora portátil, celular o tableta afuera a un parque e intenta trabajar desde ahí. El nuevo entorno, el aire fresco y la vitamina D del sol pueden ayudarán a estimular y maximizar tu productividad. En los días más fríos, el aire fresco puede animarte, despertarte y vitalizará tu cerebro para ayudarte a trabajar mejor.

7. Instrúyete constantemente.
Ya sea viendo documentales, escuchando audiolibros en el camino al trabajo o simplemente leyendo un libro, las personas más productivas anhelan y buscan conocimiento adicional. Tómate unos minutos del día para leer el periódico o un libro, ver las noticias o escuchar un podcast.

8. Si fallas, sigue adelante.
El camino hacia el éxito está marcado por muchos fracasos. Aprende de tus errores y velos como una oportunidad para hacerlo mejor la siguiente vez.

9. Lleva una bitácora.
La creación de una breve lista de tareas de dos o tres elementos importantes puede ayudar a reducir las tareas más importantes y eliminar la sensación abrumadora de mirar una lista larga de 10 elementos. A veces, tu lista de tareas puede tener solo un elemento, pero esa cosa puede ser más importante que una gran cantidad de tareas menores en una lista mucho más grande.

10. Completa las tareas más importantes a primera hora de la mañana.
Levantarse un poco antes para completar alguna tarea puede ayudar a que el día parezca más fácil. No postergues tu tarea más importante hasta el último minuto; en cambio, céntrate en ella como tu primer tarea del día, complétela y luego trabaja en tareas “secundarias”. Completar la tarea más importante primero en el día te ayudará a sentir menos resistencia interna hacia las demás tareas y tu productividad aumentará.

11. Divide tus proyectos en tareas pequeñas.
Céntrate en una tarea más pequeña a la vez en lugar de ver todas las cosas que necesita completar. Encontrarás que tu nivel de estrés disminuye. Las tareas grandes pueden ser intimidantes y difíciles de comenzar. Dividir las cosas en pasos más pequeños y disminuir la velocidad puede ayudar a concentrarte y reducir el estrés mental.

12. Equilibra el trabajo con el descanso.
Dormir y descansar son partes importantes para mantener un buen nivel de productividad. Establecer una cantidad específica de tiempo para trabajar y otro período más corto para descansar puede ayudarte a sentirte menos intimidado por tareas más grandes. Eliminar las distracciones antes de acostarse, como el teléfono celular, computadora o televisor, puede ayudarte a relajar la mente y conciliar un sueño más profundo.

 La solución de Hitos

Curso sobre “Productividad Personal Incrementada”.

Objetivos de nuestro curso

La mayoría de las personas desearían tener más tiempo en el día. Este taller te enseñará a organizar tu vida y encontrar esos momentos ocultos. Aprenderás metodologías y prácticas para establecer rutinas, establecer objetivos, establecer un ambiente eficiente, y utilizar herramientas de planeación y organización en honor al tiempo para maximizar tu productividad personal.

La Productividad Personal es un objetivo que tenemos la mayoría. A través de este taller los participantes inician en el camino correcto a lograr este objetivo. Este taller de regresará el poder para poder tener una vida más productiva.

Es una base perfecta para adoptar agilidad en tu organización. Tu equipo ágil se beneficiará de técnicas que aprenderás como individuo y nuestra metodología te ayudará a desarrollar hábitos ágiles que suavizan la transición.

Temario

  • Comunicación más efectiva, clara y puntual.
  • Sobresalir en un ambiente de aprendizaje.
  • Convertirse en mejor elemento de un equipo.
  • Establecer objetivos y entregar resultados.
  • Lidiar con Interrupciones.
  • Incremento de productividad a través del control de prioridades.
  • Evaluar actitudes y realizar cambios de comportamiento productivo.

Particulares

Dirigido a: Cualquier persona que desea lograr más en su día.

Duración: 4 hrs

Grupo Máximo: 20 personas