fbpx

El multitasking es uno de los problemas modernos en el mundo empresarial. Al querer abarcar todo a la vez, se consiguen pocos resultados. Bien dice el dicho, “el que mucho abarca, poco aprieta”.

El multitasking es la práctica de hacer varias cosas simultáneamente, como editar un documento y hablar por el celular, o responder a un correo electrónico mientras asistes a una teleconferencia.

¿Cómo funciona el multitasking?

Aunque tratar de hacer dos o más cosas a la vez puede parecer beneficioso para la fuerza laboral híper-productiva de hoy, la ciencia (y un poco de sentido común) indica que en realidad, estás logrando mucho menos cuando realizas varias tareas simultáneamente que si te enfocas en una sola tarea a la vez.

El multitasking es la creencia errónea de que cuando hacemos dos o más cosas al mismo tiempo, las hacemos “más rápido y mejor”, explica la Dr. Melissa Gratias. Lo que comúnmente denominamos multitasking se describe mejor como “cambios de tarea” porque el cerebro no es capaz de concentrarse intensamente en dos tareas serias al mismo tiempo. Esta realidad significa que una o ambas tareas sufrirán inevitablemente el no contar con nuestra atención plena. “Nuestro cerebro no realiza tareas simultáneamente, las realiza en secuencia, una tras otra”, agrega la Dr. Gratias. “Entonces, cuando estamos haciendo varias tareas a la vez, estamos cambiando de un lado a otro entre las cosas que estamos haciendo”. Este acto da lugar a un fenómeno conocido en los círculos de la psicología como el costo de cambio. “El costo de cambio se refiere al precio cognitivo que pagas cada vez que cambias de tarea”. Cada vez que cambias de una tarea a otra, tu cerebro tarda un momento en involucrarse por completo en la actividad. Puedes considerarlo como una versión mental del “calentamiento”.

En el gimnasio, te tardas unos minuto antes de que tu cerebro funcione con fluidez y a toda velocidad en una tarea determinada. Hay una razón científica detrás de esta práctica. Se atribuye a la corteza prefrontal del cerebro el hecho de ayudarnos a prestar atención a una tarea determinada. Tanto el hemisferio izquierdo como el hemisferio derecho del cerebro, son responsables de realizar trabajos mediante la coordinación con otras áreas neurológicas. Cuando se trata de realizar una tarea, los lados izquierdo y derecho unen sus fuerzas. Cuando se enfrentan al multitasking, los dos lados de la corteza prefrontal se ven obligados a dividirse para intentar las tareas simultáneas.

¿El multitasking es bueno o malo?

El multitasking no es fácil porque no estamos realmente programados para ejecutar dos tareas a la vez. No puedes con la misma mano saludar y golpear a alguien. Sin embargo, existe una diferencia entre ser multitasking y realizar un cambio de tareas.

Estudios demuestran que el multitasking per se, no es beneficioso ni para la persona ni para la organización ya que los temas se abordan de manera rápida, superficial y sin profundizar en los detalles y variantes de cada idea. Sin mencionar que no se contó con la plena atención para la realización de una tarea.

Por otro lado, el cambio de tareas o ejecutar proyectos en paralelo es una práctica común en todas las empresas. La capacidad de las personas para cambiar de tarea varía, pero todo se reduce al enfoque y la calidad de la ejecución. Aquí entran en valor dos puntos importantes:
1. La velocidad de cada persona para dejar una tarea y concertarse en una nueva (costo del cambio)
2. La habilidad para mantener el enfoque y concentración en una tarea.

¿Cómo lograr una coordinación impecable?

En el marco empresarial, es necesario agregar a la práctica de ejecutar varias tareas a la vez una variable más: el hacerlo en equipo. Una coordinación impecable significa poder trabajar en varias tareas a la vez con diferentes equipos sin ejecutar dos tareas al mismo tiempo. 

 La solución de Hitos

Curso sobre “Coordinación Impecable”.

Objetivos de nuestro curso

Lograr la realización de varios proyectos, concentrándose en una tarea a la vez. El líder conocerá las condiciones propicias para que la retroalimentación sea constructiva en los niveles personal, interpersonal y operativamente.

Temario

  • ¿Porqué la coordinación impecable?
  • Condiciones de satisfacción.
  • Un buen cliente.
  • Un buen proveedor.
  • Reclamos productivos.
  • Disculpas efectivas.
  • Retroalimentación constructiva.

Particulares

Dirigido a: Cualquier persona dentro de la organización. Se recomienda trabajar con equipos funcionales.

Duración: 6 hrs

Grupo Máximo: 20 personas

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

 

Mantente al día en el mundo del liderazgo, gerenciamiento y coaching. Recibe nuestro newsletter con información, noticias y eventos relevantes para llevarte a un nuevo nivel de desempeño.

Te has registrado exitosamente!