¿Qué tan seguido te encuentras viendo tus redes sociales sin pensar nada ni estar trabajando en un proyecto que tienes que terminar? ¿O quizás tienes esta necesidad por estar revisando tu teléfono en la mitad de una conversación? Si la respuesta es “demasiado seguido”, no te preocupes. No estás solo.  

Gracias a la tecnología y las redes sociales, nuestra capacidad de atención se ha reducido dramáticamente. Hace una década, el colaborador o empleado promedio cambiaba de enfoque cada 3 minutos. Hoy, lo hacen solamente después de 45 segundos. No sólo eso, los empleados revisan su correo electrónicamente hasta 70 veces al día y cambian entre tareas en su computadora hasta 560 veces.  

Sucumbir ante las distracciones no es solo malo para la productividad; también impacta tu creatividad, salud mental y felicidad en general. Sin embargo, te tengo una buena noticia. Puedes recuperar el control de tu mente con “lifescaling”: una metodología que te va a ayudar a construir resiliencia frente a las distracciones, cultivar la creatividad y orientar tu vida en una dirección más feliz y más significativa. 

Este libro te va ayudar para aprender 3 puntos principalmente:  

  • Cómo hackear tú capacidad de atención  
  • Cuándo preguntarte por qué en lugar de qué; y  
  • Cómo realmente almacenar el poder del pensamiento positivo. 

Lifescale, de Brian Solis tiene 8 mensajes centrales: 

  1. La tecnología está diseñada para distraernos.  
  1. Hackear tu atención puede incrementar tu productividad inmediatamente.  
  1. Alimentar tu creatividad impulsa tu salud, felicidad, y productividad.  
  1. La búsqueda de un significado nos hace realmente felices.  
  1. Practicar la atención plena ayuda a dirigir nuestra atención al presente.  
  1. Para definir el éxito para nosotros mismos, necesitamos identificar nuestro propósito.  
  1. Una mentalidad positiva te va a llevar al logro de tus objetivos.  
  1. Para hacer trabajo profundo necesitas crear las condiciones adecuadas.  

A continuación, quisiera darte mi perspectiva de cada uno de los mensajes y al terminar te haré un pequeño resumen de lo que yo creo más importante en este libro.  

1. La tecnología está diseñada para distraernos.  

Este primer capítulo habla sobre cómo la tecnología está diseñada para distraernos lo que estamos haciendo. El tema con las redes sociales y la tecnología es que el ser humano está diseñado para tener reciprocidad social, esto quiere decir que esperamos que los demás respondan a nuestras acciones positivas o amables. Un buen ejemplo de esto lo podemos ver en la forma en la que la gente siente una necesidad de regresarte un complemento o cuando hablas bien de ellos. Las notificaciones como los “likes” en nuestras redes sociales juegan con esa necesidad de reciprocidad. Cuando vemos estas notificaciones tenemos el impulso de seguir interactuando y revisando cuántos otros mensajes recibimos.  

El autor invita a darnos cuenta de cómo estas tácticas nos tienen regresando a poner atención a nuestros teléfonos constantemente. Y también hay otro lado de la historia. En ocasiones aceptamos dando la bienvenida a estas distracciones que nos presenta la tecnología. Cuando tenemos una tarea difícil, trabajo que no disfrutamos, o temas de ansiedad y soledad, perdernos en el espacio digital ofrece un escape temporal.  

El tema con esto es que constantemente estamos cambiando entre el trabajo que estamos haciendo y el mundo digital, las aplicaciones o redes sociales. Nuestras mentes tienen una capacidad limitada de concentración y productividad. Cuando cambiamos de tareas o tratamos de hacer muchas cosas a la vez, somos menos propensos a hacer estas cosas bien. Esto nos lleva a tiempo perdido y trabajo de mala calidad. También afecta negativamente nuestra capacidad de atención y memoria, incrementa los niveles de estrés, y dificulta nuestra habilidad para pensar creativamente.  

Afortunadamente Brian Solis, en los siguientes capítulos de su libro, nos ayuda con algunas técnicas y prácticas para combatir esta distracción y minimizar el impacto en nuestras vidas.  

2. Hackear tu atención puede incrementar tu productividad inmediatamente.  

Hackear tu atención es el primer paso en “lifescaling”, y te ayuda a enfocarte de nuevo. Para entender un poco mejor a lo que se refiere con hackear tu atención en el libro quiero presentarte un ejemplo: imagina que estás en camino a una reunión o una junta y de pronto tu auto se detiene y ya no quiere arrancar. Por suerte, el conductor de otro auto se detiene y te ayuda. Mueve un tornillo por acá, un cable por allá en tu motor y bingo, tu carro arranca y está funcionando de nuevo. Aún tienes que llevar tu carro al mecánico eventualmente, pero esta solución rápida significa que por lo menos puedes llegar a tu reunión.  

La lección en este ejemplo es que no siempre puedes resolver un problema rápidamente, pero a veces las soluciones de corto plazo dan resultado. Y cuando el problema es la falta de enfoque y productividad, tu solución de corto plazo es lo que llama tu atención.  

El primer hack de atención es hacerte cargo de la procrastinación, o lo que es lo mismo, dejar las cosas para después. Lo primero que tenemos que entender y que quizás no nos hemos dado cuenta es que quizás estamos dejando las cosas para después para evitar una emoción desagradable o ansiedad sobre tus habilidades profesionales. El problema es que hacer esto simplemente nos deja con menos tiempo para realizar el trabajo, intensificando la emoción negativa.  

Para evitar procrastinar cambia tu percepción o la forma en la que ves tu lista de pendientes. En lugar de sufrir en lo negativo, piensa en lo que vas a ganar al completar todas tus tareas. Esto me trae a la mente la historia de Mohamed Alí, uno de los boxeadores más importantes de la historia. Él odiaba el entrenamiento. Alí comentó varias veces que era capaz de entrenar porque se decía: “sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”.  

Entonces, yo diría que las propuestas que nos hace Brain Solís para hacernos cargo de esto son las siguientes:  

  • Agenda tus tareas de alta prioridad para cuando tu mente está en su mejor momento, lo cual probablemente sea en la mañana.  
  • Mientras estás trabajando apaga las notificaciones de tu dispositivo móvil. Esto es importante ya que hay estudios que muestran que incrementa el tiempo que necesitas para terminar una tarea hasta un 25%. 
  • Debes aprender a trabajar en pequeños sprints y tomar pausas programadas para incrementar tu productividad. Una buena metodología para esto, e incluso existen aplicaciones, es la técnica Pomodoro, la cual te invita a dividir tu día de trabajo en lapsos de 25 minutos con pausas de 5 minutos. Para asegurar que estas pausas te energizan, haz algo que te haga sentir bien. Puede ser que te estires, camina un poco o llama a un amigo o amiga por teléfono.  

3. Alimentar tu creatividad impulsa tu salud, felicidad y productividad.  

Para mucha gente la palabra que “creatividad” le trae a la mente obras de arte milenarias, composiciones históricas de música clásica, o diseños arquitectónicos inspiradores encontrados en iconos mundiales. El trabajo como este es producto de la creatividad, pero con una C mayúscula, y pensamiento que produce ideas que cambian el juego. 

Pero hay otro tipo de creatividad, aquella que promueve el pensamiento crítico, aprendizaje y resolución de problemas comunes. Esta es creatividad con c minúscula, y desarrollarla es bueno para muchas más cosas que la pura productividad. 

¿Qué puedes hacer si piensas que no eres una persona creativa? ¿Eso significa que no puedo disfrutar de los efectos que esta produce? Lejos de la realidad. 

Todos cuando fuimos niños éramos seres creativos. El tema es que cuando fuimos creciendo, nuestra sociedad y cultura nos ha ido orillando a priorizar las habilidades analíticas y lógicas, como las matemáticas y la ciencia. Afortunadamente, tú puedes cambiar esto. 

Te dejo los puntos clave del método “lifescaling” para impulsar tu creatividad: 

  • Se una persona más curiosa. Haz más preguntas del tipo “¿Cómo puedo…?” “¿Qué pasaría si…?” Esto te va a ayudar a explorar un mundo de oportunidades a tu alrededor. 
  • Date tiempo para divertirte y simplificar tu entretenimiento. Ve al parque o ve unas cuantas caricaturas.  
  • Desarrolla un hábito de documentar tus ideas. Diariamente anota unas tres ideas que te hayan surgido durante el día. Mientras la lista crece, decide cuáles son ideas que quieres convertir en realidad. 
  • Sé atrevido y suelta el miedo al fracaso. El miedo mata la creatividad porque te aleja de arriesgarte, privándote de oportunidades para aprender y experimentar cosas nuevas. 

4. La búsqueda de un significado nos hace realmente felices.  

Empiezo preguntándote: ¿qué es felicidad? 

¿Alguna vez te has puesto a pensar en esta pregunta? Piénsalo bien. Esto es como cuando eras niño o niña y querías un juguete para tu cumpleaños o en la Navidad y te llenaba de emoción. Ese momento cuando sabías que ibas a recibir ese juguete. En el momento en el que te lo dieron o lo trajo Santa Claus seguramente hubo una sensación de emoción y felicidad muy grande; pero quiero preguntarte, ¿cuánto tiempo duró esa emoción? Si te pasó como a mí, seguramente no fue tanto tiempo. Eso no significa que nunca puedes ser feliz. Simplemente significa que tienes que cambiar tu enfoque del tipo de felicidad que viene cuando persigues una vida llena de significado.  

Para perseguir un significado en tu vida lo primero que tienes que saber son cuáles son tus valores personales, esto es, los ejes rectores o guías que apuntan hacia los objetivos que van a producir plenitud y que estos mismos te ayudan a lograrlos. 

Hay un ejercicio muy simple que puedes hacer que te va a ayudar a encontrar esto. Empieza por acordarte en detalle tanto de los momentos más felices como los más retadores de tu vida. Piensa sobre las circunstancias de cada experiencia, las emociones que emergieron y qué fue lo qué aprendiste. Ahora es momento de anotar el valor qué asocias con mayor fuerza a cada una de estas experiencias. Una vez que tienes todos los valores escritos, agrupa valores similares, selecciona un valor que los englobe a todos y represente a este grupo. 

El siguiente paso es escoger los 5 valores que sientes que son más importantes para ti. Para hacerlo más fácil es útil pensar sobre los valores que más representan a quién eres auténticamente. Si ya tienes esta lista, entonces es momento de comprometerte con ellos, escribiendo cómo es que pretendes vivirlos día a día.  

Este es el ejercicio que recomienda Brian Solis en esta etapa de la metodología de “lifescaling”. En un tiempo deberás revisar tus valores y tus compromisos y qué has hecho frente a estos. Eso te va a ayudar a tomar mejores decisiones, y a mantenerte enfocado en perseguir ese significado; y, como resultado, a lograr una felicidad duradera.  

5. Practicar la atención plena ayuda a dirigir nuestra atención al presente.  

La atención plena es la práctica de bajar el volumen de esos pensamientos que distraen y centrarte en el momento presente. La atención plena impulsa tu productividad al fortalecer tu habilidad para ignorar las distracciones y poner atención. Al mismo tiempo, libera energía mental que puede ser utilizada para la resolución de problemas de manera creativa. Al tener atención plena inclusive tendrás beneficios de bienestar. Los estudios muestran que te lleva a dormir mejor, tener menos ansiedad, y una autoestima más elevada. 

Para sacar provecho de los beneficios de la atención plena hace falta entrenar a tu mente. existen diferentes maneras de hacer esto. Una de ellas es cambiar tus hábitos regularmente para así sacar a tu mente del piloto automático. Esto ayuda a elevar tu conciencia. Para hacer esto puedes intentar alterar o cambiar el camino que normalmente tomas al trabajo o escribir con tu mano no dominante. Otra forma de desarrollar la atención plena es aprendiendo a enfocar tu respiración. Practica regularmente traer toda tu conciencia a tu respiración por al menos un minuto, y después haz esto en cualquier momento que te des cuenta de que tu mente está divagando fuera del presente.  

Adicional a estos ejercicios, también puedes incorporar una práctica popular de atención plena en tu rutina: la meditación. Esta es una forma de calmar la mente y entrenarla para ser menos susceptible a las distracciones. Cuando tú meditas comúnmente te conviertes en una persona más consciente de tus pensamientos y hábitos pocos productivos. Esta conciencia te permite eventualmente aprender cómo controlarlos.  

6. Para definir el éxito para nosotros, necesitamos identificar nuestro propósito.  

Antes de seguir adelante me gustaría que hiciéramos una pequeña pausa. Mientras estabas creciendo, ¿desde donde entendías tú que llegaba el éxito? 

Para Brian Solis, llegaba de las figuras de autoridad como son tus padres o maestros. Ellos te enseñaron lo que es el éxito y que trataba sobre obtener cosas como un título Universitario o bienes materiales. Más adelante, él se dio cuenta de que esta definición del éxito estaba basada en lo que otras personas pensaban de él. Él pasaba el tiempo buscando constantemente más y más que obtener o comprar. Para encontrar el éxito que es realmente satisfactorio, sin embargo, necesitas definirlo para ti mismo.  

Una práctica esencial para que puedas elevar tu calidad de vida es que sueltes las definiciones de éxito que has aprendido de otras personas en lugar de definirlo tú mismo para ti.  

Primero, haz una lista de todo lo que te han llevado a pensar que representa tu éxito. Esto incluye los objetos físicos y los indicadores de éxito, cosas como buenas calificaciones y títulos en el trabajo, al igual que las cosas que eres capaz de hacer, como irte de vacaciones o ir a grandes eventos de entretenimiento. Para cada indicador, considera por qué lo querías, qué representaba inicialmente cuando supiste que lo querías, y qué significado tiene ahora. 

Una vez que has pensado esto de manera cuidadosa, identifica las cosas que realmente podrían ser una carga para ti. Ten en mente que todas las ideas positivas y posesiones pueden ser carga. Por ejemplo, aquellos grandes sueños que nunca manifestaste o instrumentos que no tocas ahora pueden eventualmente frustrarte. Suelta todos estos pensamientos y objetos, ya sea mental o físicamente, vendiéndolos o regalándolos. 

Una vez que has liberado esa carga, entonces puedes definir qué significa el éxito para ti. Haz esto identificado tu propósito, la razón fundamental detrás de todo lo que haces. Tu propósito te da una dirección y motivación. Perseguirlo te habilita a enfocarte en actividades productivas que mejoran tu autoestima. Esto hace que logres tus objetivos de manera más fácil, sintiéndote competente y lleno de logros.  

Para identificar tu propósito debes de conocer tus pasiones y sueños, y preguntarte qué es lo que te falta en la vida. Contempla por qué es que quieres cambiar y qué hábitos te pueden estar deteniendo. Usa estos pensamientos y los valores que has identificado, escribe precisamente qué es lo que quieres lograr en la vida. Deberías también incluir pasos claros para hacer que suceda. Reflexiona en tu propósito constantemente. Úsalo como una guía para entender cómo quieres utilizar el tiempo y hacia qué quieres trabajar día con día.  

7. Una mentalidad positiva te va a llevar al logro de tus objetivos.  

La mentalidad positiva no es tan simple como se escucha. La mente humana resalta las cosas negativas por naturaleza, lo cual muchos psicólogos y neurobiólogos creen que es un instinto primario de sobrevivencia que ayudó a las personas a evitar el peligro. Afortunadamente, tú puedes condicionar a la mente hacia el optimismo al constantemente direccionar tu atención a lo positivo. Para hacer esto, te recomiendo que regularmente pienses sobre los aspectos de tu vida de los cuales estás agradecida o agradecido y que todos los días los empieces con una afirmación positiva. También puedes usar la atención plena para reconocer los pensamientos negativos y cambiar el curso.  

Una vez que tienes un panorama positivo, verás las oportunidades y puedes esperar que sucedan cosas positivas. Pero la verdadera magia depende de lo que tú hagas cuando sea este optimismo el que te impulse.  

Para convertir el pensamiento positivo en acciones positivas debes visualizar claramente hacia qué estás trabajando. Un tablero que contenga tu visión es una manera maravillosa de hacer esto. Para crear uno, primero debes de escribir una descripción detallada de qué es lo que quieres. Esto debe de ser tan detallado que cualquier persona que lo lea se pueda imaginar tu objetivo final. Después, dale vida a esta descripción a través de una colección de fotografías impresas o imágenes digitales que representen tus objetivos. Este es tu tablero de visión y mirarlo constantemente te va a mantener inspirado y enfocado.  

El siguiente paso es crear planes de acción para cada uno de los objetivos en tu tablero de visión. Cada plan de acción necesita estar bien definido con pasos medibles que te van a llevar a donde quieres estar. Si se te ocurre cualquier reto, considera cómo es que lo vas a sobrepasar. Tus planes de acción también necesitan incluir líneas de tiempo realistas para lograr tus objetivos. Por último, comparte tus planes de acción con amigos y familiares en los que confíes. Su ayuda y apoyo te va a ayudar a implementar o lograr estos planes.  

8. Para hacer trabajo profundo necesitas crear las condiciones adecuadas.  

Ahora que ya tienes una perspectiva positiva, el poder de la atención plena y un sentido de propósito renovado estás listo o lista para el paso final de “lifescaling”: lograr el enfoque y la productividad.  

Hay un lugar y momento para todas las cosas, y esto incluye el trabajo profundo. Para aprender cómo es que fácilmente puedes adentrarte y salir de esto, necesitas tener un acercamiento casi ritualista. Primero, encuentra un espacio que puedas utilizar exclusivamente para el trabajo profundo, un espacio en el que puedas forzar a tu mente a enfocarse. Esto puede ser una cafetería, un estudio o, en el caso del autor de este libro, un lago a 4 horas de distancia de su casa.  

Una vez que has encontrado este lugar, asigna un bloque de tiempo para este trabajo. Sé estricto alrededor de esto, decide por cuánto tiempo vas a trabajar y exactamente qué es lo que vas a producir en ese tiempo. No permitas que nada interfiera con este plan. Asegúrate de tener todo lo que necesitas para mantenerte cómodo y energizado mientras trabajas. Esto puede ser café, botanas, actividades para tus descansos, pon música que te ayude a enfocarte.  

Una vez que te adentras repetidamente en sesiones de trabajo profundo, pasará más seguido y rápido en los que te encuentres en momentos en los que logres altos niveles de concentración. Eventualmente, no vas a darte cuenta de las distracciones que te rodean, o inclusive las que pasan a tu lado. Vas a estar en un estado de “Flow”, lo que quiere decir que tu mente está enfocada en lo que estás haciendo y que no es capaz de recibir ninguna otra cosa. En este punto serás capaz de concentrarte en cualquier lugar. También te sentirás motivado, confiado y exaltado en el proceso. 

Lo mejor de todo esto es que tu nivel de “Flow” sí profundizará en la misma medida en la que te metas en él. Y el autor sugiere qué mantengas notas para monitorear tu progreso. Ver cómo tus resultados incrementan con el paso del tiempo te va a mantener inspirado y habilitará que te pongas objetivos de productividad más altos. 

RESUMEN 

Incrementar el enfoque y la productividad requiere más que simplemente ignorar las distracciones. Podemos utilizar los hacks de atención para el corto plazo, pero el trabajo verdadero involucra el meterse en tu creatividad y controlar tu diálogo mental. También necesitamos definir nuestro propio concepto de felicidad y éxito, y determinar los objetivos que nos van a llevar a este estado. Con ayuda de estas herramientas, junto con un sentido claro de propósito y dirección, podemos desarrollar la habilidad para alcanzar niveles más profundos de enfoque. 

Mi consejo para tu práctica: encuentra una comunidad creativa que te estimule y te emocione.  

Cuando hayas dominado el trabajo profundo serás capaz de alcanzar el estado de “Flow” en cualquier lugar y en cualquier momento que elijas. Utiliza esta oportunidad para encontrar espacios de trabajo junto con otras mentes creativas y proactivas. Estas serán probablemente personas que también entren y salgan de estados de trabajo profundo. Estar en su presencia te va a mantener energizado y expuesto a habilidades e ideas que te inspiren. 

Realmente te recomiendo comprar este libro y, si así lo deseas, puedes hacerlo en esta liga: https://amzn.to/362pOVh 

Fernando Dada | Partner

Director of Hitos Consulting and leader of our coaching, cullture and change practices. More than 15 years of experience as a coach and consultant in organizational and commercial evolution. Postgraduate degree in competitive strategy at Ludwig-Maximilians-Universitat Munich, Corporate Finance at London Business School and certification in Executive Coaching, Teams, Systemic Coaching and High Performance Coaching, Leadership, Coach in Leadership Agility, Mgmnt 3.0, Scrum Master, Design Thinking.

Solicita una llamada o reunión virtual con uno de nuestros consultores.

Para agendar una llamada inicial, por favor tómate un momento en llenar el formulario que está aquí debajo y así podremos seleccionar a la persona adecuada para contactarte. Una vez que completes el formulario y la información, se agendará automáticamente y recibirás una confirmación en tu calendario junto con una liga a la videoconferencia. 

llega al siguiente nivel.

Suscríbete a nuestra lista

Trabajemos Juntos

Vamos al siguiente Nivel...

Otrata de encontrar algo en nuestro sitio