fbpx

Un buen liderazgo requiere disciplina, previsión y organización. Un gran liderazgo, por otro lado, viene con una dosis adicional de fuerte positivismo. Porque mientras que el liderazgo disciplinado es admirable, no inspira ni influye en un equipo de la forma en que puede hacerlo un liderazgo positivo. ¿Cómo puedes ganar positivismo y usarlo para unir a quienes te rodean?

El liderazgo positivo es una estrategia de liderazgo patentada que ayuda a las organizaciones y líderes (en todos los niveles dentro de la organización) a sobresalir bajo presión. El liderazgo positivo se alinea estrechamente con la estrategia empresarial para impulsar mayores niveles de rendimiento en la organización.

Definición del liderazgo positivo

Hay muchos libros que hablan del liderazgo positivo y su impacto en las organizaciones. De manera general, el liderazgo positivo utiliza evidencia científica y principios basados ​​en la teoría para promover resultados tales como prosperar en el trabajo, florecimiento interpersonal, comportamientos virtuosos, mayores emociones positivas y energía positiva. El liderazgo positivo tiene al menos tres áreas de énfasis:

En primer lugar, el liderazgo positivo abre las puertas a un rendimiento “excepcional”. Esto significa que se enfoca en resultados que superan dramáticamente el desempeño común o esperado.

En segundo lugar, el liderazgo positivo tiene un sesgo afirmativo. Su orientación es hacia la prosperidad y la abundancia para todos. Da la pauta a cómo hacerle frente a posibles obstáculos e impedimentos que se encontrarán en el camino.

Por último, el liderazgo positivo se enfoca en facilitar lo mejor de la condición humana, o la virtud. Se basa en un supuesto de crecimiento endémico, es decir, que existe una inclinación en todos los seres humanos para lograr lo mejor de la condición humana, por lo que el objetivo es desbloquear este potencial en las organizaciones.

Sé un líder positivo: liderazgo efectivo para una organización positiva.

Existen varias prácticas con las que puedes cultivar los pilares del liderazgo positivo y el bienestar:

Sé consciente de tu estado de ánimo: Una investigación del Dr. Daniel Goleman sugiere que del 20% al 30% del rendimiento en el trabajo está determinado por el estado de ánimo de los empleados. Otros estudios han encontrado que cuando experimentamos emociones positivas (como pueden ser la alegría, el interés, el orgullo, la admiración o la gratitud) nos ayuda a ampliar nuestras mentes para que estemos pensando de manera más creativa. Colaboramos y construimos de manera más afectuosa y esto nos vuelve más resistentes para tratar con los altibajos en el trabajo.

Desarrolla fortalezas: el consejo de liderazgo corporativo encontró que cuando un gerente tiene una conversación que se enfoca principalmente en las debilidades de un empleado, luego el desempeño de ese empleado disminuye en promedio en un 35%. Pero, a la inversa, si el gerente enfoca la revisión principalmente en las fortalezas de un empleado, luego el rendimiento de esa persona mejora en promedio en un 27%.

Cultiva relaciones positivas: los estudios sugieren que nuestras relaciones con otras personas son nuestra mejor garantía para reducir nuestros niveles de estrés y mejorar nuestra concentración y enfoque en el trabajo. Esto se debe a que cada vez que nos conectamos genuinamente con otra persona, la hormona de la oxitocina, que produce placer, se libera en el torrente sanguíneo, lo que ayuda a reducir la ansiedad y mejora nuestra concentración.

Define un propósito: los estadounidenses han clasificado el propósito como su principal prioridad en sus trabajos, incluso por encima de las promociones, los ingresos, la seguridad en el trabajo y las horas de trabajo. Pero, ¿se puede encontrar un propósito en cualquier trabajo? Un análisis exhaustivo en más de 11,000 empleados de diferentes industrias indica que si. Así tengas un despacho de contabilidad o trabajes para una empresa manufacturera, es importante saber el propósito de tu trabajo y a lo que le dedicas la mayor cantidad de tiempo en el día.

Enciende la esperanza: mientras que el 89% de las personas creen que mañana será mejor que hoy, sólo el 50% cree que puede conseguirlo. Los investigadores definen esta brecha como la diferencia entre desear y esperar. Cambiar esta percepción con positivismo y esperanza puede generar una mejora del 14% por ciento en la productividad.

El liderazgo apreciativo como parte del liderazgo positivo

¿Cómo implementar estas estrategia de liderazgo positivo con tu equipo? El liderazgo apreciativo es una forma de como líder, reconocer el trabajo y esfuerzo de tu equipo.

Vale la pena tomarse el tiempo para conocer las fortalezas de tu equipo, las cosas que les gusta hacer y en las que son buenos. Conocer a la persona y apreciar sus fortalezas ayuda a lograr una mejor conexión y desenvolvimiento interpersonal.

El tomarte unos minutos al final de cada día para agradecer genuinamente a alguien en persona o por teléfono por cómo hizo que tu trabajo es otra forma de implementar el liderazgo apreciativo.

 La solución de Hitos

Curso sobre “Liderazgo Apreciativo”.

Objetivos de nuestro curso

Este es un taller diseñado específicamente para líderes en una organización, como estos desarrollan y usan sus habilidades de liderazgo y cómo sacan lo mejor de los que los rodean. Dará espacio, tiempo y soporte para movilizar el potencial creativo, junto con los aprendizajes, habilidad y confianza para liberar el poder positivo de sus colaboradores

Temario

  • Descubrir y construir las fortalezas de liderazgo y habilidades a través de una indagación apreciativa.
  • Descubrir los beneficios a nuestro liderazgo que traen la indagación, inclusión e integridad.
  • Aprender a iluminar e inspirar lo mejor de las personas y las situaciones.
  • Desarrollar una visión y un plan para que suceda.

Particulares

Dirigido a: Líderes de cualquier nivel de la organización

Duración: 3 hrs | 6hrs

Grupo Máximo: 20 personas