fbpx
(Última actualización: enero 30, 2019)

El mundo está ya entrando en su cuarta Revolución Industrial, comúnmente llamada Industria 4.0. Mientras que las economías occidentales dominaron las tres primeras revoluciones, las economías que van a dominar el mundo 4.0 aún están por definirse. Con el futuro abierto a quién lo quiera dominar, ¿Cuáles son los diferenciadores de las organizaciones ganadoras?

Acompañada de la máquina a vapor, la primer Revolución Industrial nos llevó a la modernización del trabajo. La segunda, liderada por la electrificación de las fabricas y la maquinaria, habilitó la producción en masa a gran escala. La tercera, que sucedió en la segunda mitad del siglo veinte, introdujo las computadoras al mundo del trabajo y nos llevó a la automatización de todo, desde la oficina de administración hasta el cajero al frente.

El punto en común de estas revoluciones ha sido la reducción de la dependencia del capital humano. Pero la industria 4.0 está a punto de cambiar eso.

Conocimiento + Conectividad = Industria 4.0

La industria 4.0 esta impulsada por un mundo conectado electrónicamente. En el mundo emergente 4.0. las personas están conectadas no solo una con otra, sino también al conocimiento del otro. El impacto de esta conectividad es mejor representado en la siguiente observación hecha por el Dr. Nick Bontis de la Universidad McMaster: “En los 30s, el conocimiento acumulado codificado (e.j. escrito) se duplicaba cada 30 años ; en los 70s, se duplicó cada 7 años.” Bontis predijo, en el 2000, que en el 2010, el conocimiento codificado del mundo de duplicaría cada 11 horas.

Quizás no hemos llegado a esa gloriosa figura de las 11 horas, pero ahora estamos viviendo y trabajando en un mundo en el cual el crecimiento está creciendo exponencialmente. Debido a que el conocimiento es igual a la oportunidad, las oportunidades disponibles para las organizaciones también están creciendo exponencialmente. Y debido a que todos están conectados a este conocimiento, cada uno está conectado a estas oportunidades. Por lo tanto, la ventaja competitiva del día de hoy recae en la habilidad que tiene una organización para explotar este conocimiento y encontrar las oportunidades antes que todos los demás – las compañías que logren hacer esto más rápido que su competencia van a sobresalir.

Un producto colateral interesante de esta explosión de conocimiento es que los días del  jefe sabelotodo, observador de todo se terminan. Los trabajadores con conocimiento hoy están más conscientes de nuevos conocimientos que los gerentes. No es que los gerentes se hayan convertido en más tontos, sino que los empleados son ahora más inteligentes, o por lo menos mejor educados.

Las organizaciones hoy son maduras y están llenas de empleados altamente educados. Esa es una diferencia clave entre ahora y la primera Revolución Industrial, cuando fueron inventados nuestros sistemas de gerenciamiento actuales. Aquí hay un poco de buen alineamiento; tenemos una explosión de conocimiento, y al mismo tiempo tenemos un crecimiento en las capacidades de los empleados dentro de las organizaciones para entender y asegurarse del buen uso del conocimiento. La prosperidad continua de organizaciones ya exitosas ahora depende directamente en la habilidad que tengan sus colaboradores para generar valor continuamente. Las organizaciones ganadoras han despertado a estos hechos.

El Poder del Liderazgo

¿Qué significa “despertando”? En esencia, significa el cambio fundamental en cómo la gente es gestionada y liderada. El mundo 4.0 es absolutamente sobre liderazgo.

El acercamiento actual a la gestión del personal tiende a enfocarse casi exclusivamente en maximizar la productividad d ellos individuos. Este es el liderazgo 1.0 – liderazgo de la era del vapor, en la que el todo es visto como la suma de sus partes. El liderazgo de la industria 1.0 puede ser resumido en la siguiente filosofía: “Todos tenemos un trabajo, y si cada uno de nosotros hace su trabajo, seremos exitosos”.

En la industria del mundo 4.0, está mirada es diferente – El todo puede ser mucho más que la suma de sus partes. Los líderes siguen trabajando para maximizar el desempeño de algunos individuos, pero también se enfocan en maximizar el desempeño del equipo. Esto significa que debemos reclutar a los líderes a través de un nuevo lente. En un mundo 4.0, las habilidades y comportamientos necesarios de los líderes han cambiado considerablemente.

Construir un ambiente que facilita la creación continua de nuevo valor requiere no solo la gestión de las personas que forman un equipo, sino también el espacio de interacción de estos individuos. Una lección aprendida de la industria de IT – la cual fue la precursora de la industria 4.0 y provee información al mundo 4.0 – es que entre dos individuos en un equipo existe una fuerza creativa oculta. Cuando el espacio de interacción entre los individuos es gestionado efectivamente, esta fuerza emerge y el impacto creativo del equipo es multiplicado. En un mundo 4.0, la prosperidad continua de una organización ahora depende directamente en la habilidad de un líder para extraer la energía creativa.

Construir una cultura organizacional que facilita la creación continua de valor nuevo no es gran ciencia. Pero requiere de un cambio fundamental en perspectiva por parte de los gerentes de la organización; un cambio que va a retar las prácticas de la gestión actual, incluyendo la forma en la que medimos y evaluamos el desempeño de los líderes. Para ser exitosos en un mundo 4.0, las organizaciones ahora tendrán que evaluar a sus líderes no solo en base a lo que han entregado, sino también en lo preparados que están sus equipos para entregar en un futuro incierto. Contrario a la creencia popular, ganar en la cuarta Revolución Industrial no se trata de velocidad; trata de cambio estratégico continuo que permite un avance constante de la organización hacia los objetivos deseados.

¿Cómo se ve el líder 4.0? Los líderes 4.0 no solo gestionan el espacio entre las personas mientras construyen una cultura de alto desempeño. Nunca descansan. Nunca permiten que la organización llegue a una cresta. Saben que el éxito no es una carrera de 100m, sino un maratón. El cambio es continuo en el mundo 4.0; por lo que los líderes 4.0 deben desarrollar y fortalecer constantemente el músculo de cambio de la organización. La organización exitosa en un mundo 4.0 refleja el tipo de liderazgo que tiene al moverse hacia adelante constantemente, sin detenerse, sin descansar.

Construyendo un equipo 4.0

El objetivo al reclutar no es el encontrar al mejor talento que este buscando trabajo, o al menos no debería ser; lo que debería ser es encontrar el mejor talento y punto. Eso hoy significa reclutar a líderes que están cómodos en un mundo 4.0, y ahí está el reto de reclutamiento. El mejor líder – el talento 4.0 – ya tiene un trabajo. La clave del reclutamiento exitoso en el mundo 4.0 ahora significa el ir tras el talento que no está buscando trabajo.

Pero contratar al mejor no es un tema de dinero, nunca lo ha sido. Sorprendentemente, los mejores van a irse a una organización no para ganar más dinero, sino por lo que representa la organización y lo que esta tratando de lograr. Para el talento 4.0 el trabajo es algo personal, por lo que debes primero conectar con su corazón. Una vez que le has hablado al corazón, entonces lo siguiente es hablarle a la mente – los mejores van a querer entender los objetivos de negocio de la organización, sus retos, las suposiciones y los puntos ciegos. Una vez que esta comprometida la mente, ahora hay que hablarles a los pies – los mejores van a querer entender la cultura organizacional que impulsa la forma en la que las personas interactúan y cómo logran las cosas. Para hacer todo esto, necesitas un acercamiento sistemático para encontrar el talento 4.0 al abordar sus intereses y diagnosticar qué tan alineados están con tus objetivos.

Dos Alternativas

En el “viejo oeste”, se decía que había dos tipos de personas: los rápidos y los muertos. En la industria del mundo 4.0, hay solo dos tipos de organizaciones: las rápidas y las que están muriendo.

Las rápidas adoptan nuevas formas de liderar y crear valor, mientras que las que están muriendo se agarran de la vida con lo que les trajo éxito en el pasado. ¿Cuál vas a elegir?


Fernando Dada | Partner

Experimentado consultor en Evolución Comercial y Organizacional enfocado en el desarrollo de liderazgo y administración, formación de equipos, planeación estratégica y gestión del cambio con un acercamiento integral a desarrollar el negocio de sus clientes. Es un entrenador, facilitador, diseñador de programas, mentor y consultor completo. Fernando tiene un gran interés por ayudar a las organizaciones y a los grupos a que alcancen su estrategia de una manera efectiva mediante el establecimiento de relaciones para crear compromisos, al mismo tiempo que se fortalecen tanto los valores personales como los profesionales. Poseedor de un conocimiento profundo en las iniciativas orientadas al cambio, innovación de negocios, negociación, así como en el desarrollo del liderazgo y de equipos de trabajo. Fernando es un pensador analítico capaz de generar soluciones creativas para problemas de negocios complejos. Su experiencia interdisciplinaria en mercadotecnia, desarrollo de negocios y operaciones, como empresario y como líder del equipo ha refinado su capacidad de crear e implementar las estrategias necesarias para incrementar los ingresos y la participación en el mercado de empresas que operan en segmentos de negocios altamente competitivos.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

 

Mantente al día en el mundo del liderazgo, gerenciamiento y coaching. Recibe nuestro newsletter con información, noticias y eventos relevantes para llevarte a un nuevo nivel de desempeño.

Te has registrado exitosamente!