Establecimiento de Metas Personales

Planeando vivir tu vida a tu manera

Mucha gente se siente a la deriva en el mundo. Trabajan duro, pero no parecen llegar a ningún lado que valga la pena.

Una razón clave por la que se sienten así es que no han pasado suficiente tiempo pensando en lo que quieren de la vida y no se han fijado metas formales. Después de todo, ¿emprenderías un viaje importante sin tener una idea real de tu destino? ¡Probablemente no! 

Cómo establecer una meta

Primero, considera lo que quieres lograr y luego comprométete con ello. Establece metas SMART (específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con límite de tiempo) que te motiven y escríbelas para que se sientan tangibles. Luego, planifica los pasos que debes seguir para lograr tu objetivo y tacha cada uno de ellos a medida que los trabajas.

El establecimiento de metas es un proceso poderoso para pensar en tu futuro ideal y para motivarte para convertir tu visión de este futuro en realidad.

El proceso de establecer metas te ayuda a elegir a dónde quieres ir en la vida. Al saber exactamente lo que quieres lograr, sabes dónde debes concentrar tus esfuerzos. También detectarás rápidamente las distracciones que pueden fácilmente desviarte.

¿Por qué establecer metas?

Atletas de alto nivel, empresarios exitosos y triunfadores en todos los campos establecen metas. Establecer metas le brinda una visión a largo plazo y a corto plazo: motivación. Además, enfoca tu adquisición de conocimientos y te ayuda a organizar tu tiempo y tus recursos para que puedas aprovechar al máximo tu vida.

Al establecer metas precisas y claramente definidas, puedes medir y enorgullecerte del logro de estas metas, y verás un progreso en lo que anteriormente podría haber parecido una larga rutina sin sentido. También elevarás tu auto confianza, ya que reconoces tu propia capacidad y competencia para lograr los objetivos que te propones.

Comenzando a establecer metas personales

Establece tus objetivos en varios niveles:

Primero, crea un “panorama general” de lo que quieres hacer con tu vida (o durante, digamos, los próximos 10 años) e identifica las metas a gran escala que deseas lograr.

Luego, divídelos en objetivos cada vez más pequeños que debes alcanzar de por vida.

Finalmente, una vez que tengas tu plan, comienza a trabajar en él para lograr estos objetivos.

Es por eso por lo que comenzamos el proceso de establecer metas, analizando las metas de vida. Luego, trabajamos en las cosas que puedes hacer en los próximos cinco años, luego el próximo año, el próximo mes, la próxima semana y hoy, para comenzar a avanzar hacia ellas.

Paso 1: Establecer objetivos de vida

El primer paso para establecer metas personales es considerar lo que quieres lograr en tu vida (o al menos, en una edad significativa y lejana en el futuro). Establecer metas de vida te brinda la perspectiva general que da forma a todos los demás aspectos de tu toma de decisiones.

Para brindar una cobertura amplia y equilibrada de todas las áreas importantes de tu vida, intenta establecer metas en algunas de las siguientes categorías (o en otras categorías propias, donde sean importantes para ti):

PERSONAL

Finanzas: ¿Cuánto quieres ganar, en qué etapa? ¿Cómo se relaciona esto con tus objetivos profesionales?

Tiempo Libre: ¿Cómo quieres divertirte? ¿En qué quieres usar tu tiempo libre? (¡Debes asegurarte de que parte de tu vida sea para ti!)

Emociones: ¿Cómo te quieres sentir en el futuro? ¿Qué emociones quieres que dominen en tu vida?

Energía: ¿Cómo te aseguras de mantener niveles de energía adecuados para lograr tus objetivos?

Mente: ¿Hay algún conocimiento que desees adquirir en particular? ¿Qué información y habilidades necesitarás tener para lograr otros objetivos?

Cuerpo: ¿Hay algún objetivo atlético que desees alcanzar o deseas gozar de buena salud hasta la vejez? ¿Qué pasos vas a dar para lograrlo?

RELACIONES

Pertenencia: ¿En qué grupos sociales te gustaría afiliarte para acercarte al logro de tus objetivos?

Familia: ¿Quieres ser padre? Si es así, ¿cómo vas a ser un buen padre? ¿Cómo quieres que te vea tu pareja o miembros de tu familia extendida?

Pareja: ¿Tienes pareja, o estás buscando una pareja? ¿Qué quisieras compartir con tu pareja? ¿A qué invitarías a tu pareja a vivir?

Amistades: ¿Tu grupo de amigos te acerca o aleja del logro de tus objetivos?

SIGNIFICADO

Propósito: ¿Qué sería importante lograr, más allá del dinero?

Integridad: ¿Hay cosas hoy que sientes que has descuidado? ¿Hay algo que has pensado más de 3 veces y no has dicho? ¿Cómo vas a asegurar que tus acciones van a representar tus valores?

Espíritu: ¿Qué significa la espiritualidad para ti? ¿Sientes alguna conexión espiritual a tu afiliación religiosa? ¿Consideras que la religión y espiritualidad son distintos, cómo? ¿Cuáles son tus objetivos espirituales?

PROFESIONAL

Relaciones: ¿Qué personas sería importante que acerques a tu red de conocidos para potenciar la posibilidad de lograr tus objetivos?

Trabajo: ¿Estás en el trabajo que contribuye a tu plan de vida? ¿Qué clase de trabajo te gustaría hacer por el resto de tu vida?

Carrera: ¿Qué nivel deseas alcanzar en tu carrera o qué deseas lograr?

Dedica algo de tiempo a hacer una lluvia de ideas de estas cosas, y luego selecciona uno o más objetivos en cada categoría que mejor reflejan lo que deseas hacer. Luego, considera priorizar nuevamente para tener una pequeña cantidad de objetivos realmente importantes en los que puedas concentrarte.

Al hacer esto, asegúrate de que las metas que has establecido sean las que realmente deseas alcanzar, no las que tus padres, familiares o colaboradores podrían desear. (Si tienes pareja, probablemente quieras considerar lo que quiere; sin embargo, ¡asegúrate de ser fiel a ti mismo!)

Paso 2: Establecer metas más pequeñas

Una vez que hayas establecido tus metas de vida, establece un plan de cinco años de metas más pequeñas que deberás completar si quieres alcanzar tu plan de vida.

Luego, crea un plan de un año, un plan de seis meses y un plan de un mes de metas progresivamente más pequeñas que debes alcanzar para lograr tus metas de vida. Cada uno de estos debe basarse en el plan anterior.

Luego crea un diario o lista de pendientes de las cosas que debes hacer hoy para trabajar hacia tus metas de por vida.

En una etapa temprana, tus objetivos más pequeños pueden ser leer libros y recopilar información sobre el logro de tus objetivos de nivel superior. Esto te ayudará a mejorar la calidad y el realismo de tu establecimiento de objetivos.

Finalmente, revisa tus planes y asegúrate de que se ajusten al estilo de vida que deseas.

Mantener el rumbo

Una vez que hayas declarado tu primer conjunto de objetivos, continúa el proceso revisando y actualizando tu lista de pendientes a diario.

Revisa periódicamente los planes a más largo plazo y modifícalos para reflejar tus prioridades cambiantes y tu experiencia. (Una buena forma de hacerlo es programar revisiones periódicas y repetidas utilizando tu calendario de la computadora).

Metas SMART

Una forma útil de hacer que las metas sean más poderosas es utilizar la metodología SMART. Si bien hay muchas variantes, SMART generalmente significa:

  • S – específico (o significativo).
  • M – medible.
  • A – Alcanzable (u orientado a la acción).
  • R – Relevante (o gratificante).
  • T – De duración determinada (o rastreable).

Por ejemplo, en lugar de tener como objetivo “navegar alrededor del mundo”, es más poderoso utilizar el objetivo SMART “Haber completado mi viaje alrededor del mundo para el 31 de diciembre de 2027”. Obviamente, esto solo será posible si se ha hecho mucha preparación de antemano.

Más consejos para establecer tus metas

Las siguientes pautas generales te ayudarán a establecer metas efectivas y alcanzables:

  • Expresa cada objetivo como una declaración positiva – Expresa tus objetivos de manera positiva – “Ejecutar bien esta técnica” es un objetivo mucho mejor que “No cometer este estúpido error de nuevo”.
  • Sé preciso: establece metas precisas, ingresa fechas, horas y cantidades para que puedas medir los logros. Si haces esto, sabrás exactamente cuándo has logrado el objetivo y podrás sentirte completamente satisfecho de haberlo logrado.
  • Establece prioridades: cuando tengas varios objetivos, dale prioridad a cada uno. Esto te ayuda a evitar sentirte abrumado por tener demasiadas metas y te ayuda a dirigir tu atención a las más importantes.
  • Anota los objetivos: esto los cristaliza y les da más fuerza.
  • Mantén los objetivos operativos pequeños: mantén tus objetivos pequeños y alcanzables. Si una meta es demasiado grande, puede parecer que no estás progresando hacia ella. Mantener las metas pequeñas e incrementales brinda más oportunidades de recompensa.
  • Establece metas de desempeño, no metas de resultados: debes tener cuidado de establecer metas sobre las cuales tengas el mayor control posible. ¡Puede ser bastante desalentador no lograr una meta personal por razones que escapan de tu control!

Si basas tus metas en el desempeño personal, entonces puedes mantener el control sobre el logro de tus metas y obtener satisfacción de ellas.

  • Establece metas realistas: es importante establecer metas que puedas lograr. Todo tipo de personas (por ejemplo, empleadores, padres, medios de comunicación o la sociedad) pueden influenciarte a establecer metas poco realistas para ti. A menudo lo harán ignorando tus propios deseos y ambiciones.

También es posible establecer metas que son demasiado difíciles porque es posible que no te des cuenta de los obstáculos en el camino o no comprendas cuánta habilidad necesitas desarrollar para lograr un nivel particular de desempeño.

Alcanzando metas

Cuando hayas logrado un objetivo, tómate el tiempo para disfrutar de la satisfacción de haberlo logrado. Absorbe las implicaciones del logro de la meta y observa el progreso que has logrado hacia otras metas.

Si el objetivo fue importante, recompénsate adecuadamente. Todo esto te ayuda a desarrollar la confianza en ti mismo que te mereces.

Con la experiencia de haber logrado este objetivo, revisa el resto de tus planes de objetivos:

  • Si lograste el objetivo con demasiada facilidad, haz que tu próximo objetivo sea más difícil.
  • Si el objetivo tomó un tiempo desalentador para lograrlo, haz que el próximo objetivo sea un poco más fácil.
  • Si aprendiste algo que te llevaría a cambiar otras metas, hazlo.
  • Si notaste un déficit en tus habilidades a pesar de lograr el objetivo, decide si deseas establecer metas para solucionarlo.

Puntos Clave

El establecimiento de objetivos es un método importante para:

  • Decidir lo que quieres lograr en tu vida.
  • Separar lo importante de lo irrelevante o de una distracción.
  • Motivarte.
  • Construir tu autoconfianza, basada en el logro exitoso de tus metas.

Primero, establece metas de vida. Luego establece un plan de cinco años con metas pequeñas que debes lograr si quieres alcanzar tu plan de vida. Mantén el proceso en marcha revisando y actualizando periódicamente tus objetivos. Y recuerda tomarte el tiempo para disfrutar de la satisfacción de lograr tus objetivos cuando lo hagas.

Si aún no has establecido metas, hazlo, empieza ahora. A medida que hagas de esta práctica parte de tu vida, encontrarás que tu carrera se acelera.

Solicita una llamada o reunión virtual con uno de nuestros consultores.

Para agendar una llamada inicial, por favor tómate un momento en llenar el formulario que está aquí debajo y así podremos seleccionar a la persona adecuada para contactarte. Una vez que completes el formulario y la información, se agendará automáticamente y recibirás una confirmación en tu calendario junto con una liga a la videoconferencia. 

llega al siguiente nivel.

Suscríbete a nuestra lista

Trabajemos Juntos

Vamos al siguiente Nivel...

Otrata de encontrar algo en nuestro sitio