Agilidad en el liderazgo

La maestría de convertirse en Catalizador

No es necesario recordarte que vivimos en una economía global que constantemente nos bombardea con cambio y complejidad. Cada año, nuevas tecnologías, mercados, y competidores emergen a un paso creciente. Mientras que se acelera el cambio, también lo hace la novedad y la incertidumbre. Se vuelve mucho más difícil predecir las amenazas y oportunidades futuras. También vivimos en un mundo incrementalmente complejo e interconectado, en donde la atención de calidad a clientes internos y externos, aliados estratégicos y otros grupos de interés es esencial para el éxito del negocio.

La Necesidad de Agilidad

Mientras que los acontecimientos futuros se vuelven cada vez más difíciles de predecir, hay dos tendencias profundas que podemos predecir con gran certidumbre: El ritmo de cambio seguirá incrementando, y los niveles de complejidad e interdependencia seguirán creciendo. Por más de una década, los expertos en cambio organizacional, extremadamente consientes de estas tendencias poderosas, han estado hablando sobre la necesidad de desarrollar “organizaciones ágiles” que se anticipen y respondan rápidamente a las condiciones cambiantes al apalancar relaciones internas y externas altamente productivas.

Para disfrutar del éxito sostenido, las compañías tienen que desarrollar un nivel de agilidad organizacional que iguale el nivel incremental de cambio y complejidad en su ambiente de negocio. Aun así, para la gran mayoría de las organizaciones, una agilidad estratégica y operacional completa es más una aspiración que una realidad. Una de las principales razones para esta continua “brecha de agilidad” cae en la necesidad de desarrollar líderes más ágiles. Para desarrollar equipos y organizaciones con el nivel de agilidad requerida para el ambiente turbulento actual de negocios, las compañías necesitan líderes que encarnen un nivel correspondiente de agilidad.

No debe sorprendernos, entonces, que los ejecutivos experimentados han declarado que la agilidad es una de las competencias de liderazgo más críticas que necesitan sus negocios hoy. ¿Qué es agilidad de liderazgo? En esencia, es la habilidad de liderar efectivamente bajo condiciones de cambio acelerado y complejidad incremental. Ya que esta tendencia afecta a todos los niveles de gestión, es una competencia que es incrementalmente necesaria no solo en niveles ejecutivos, sino a lo largo y ancho de una organización.

Con la intención de medir la agilidad en el liderazgo, existe una escala de cinco niveles de maestría para esta competencia vital. Cada nivel de agilidad representa una habilidad diferente para responder efectivamente a los niveles incrementales de cambio y complejidad.

Los niveles de liderazgo se basan en 4 competencias principales:

  1. Visión del liderazgo
  2. Agilidad en Conversaciones Pivotales
  3. Agilidad en el Liderazgo de Equipos
  4. Agilidad para Liderar el Cambio Organizacional

Cuando pretendemos desarrollar una mayor agilidad de liderazgo, es necesario trabajar en estos 4 tipos de agilidad:

  • Agilidad Para Establecer Un Contexto
    • Visualizando iniciativas
    • Estableciendo una dirección
  • Agilidad Con Grupos De Interés
    • Entendiendo los grupos de interés
    • Resolviendo diferencias
  • Agilidad Creativa
    • Analizando problemas
    • Creando soluciones
  • Agilidad De Auto Liderazgo
    • Buscando retroalimentación
    • Desarrollando nuevas habilidades

 


Deja un comentario